8 de abril de 2012

Poesía y silencio


Silencio # 3.29.



Yo quiero ser dulce como tú,
pero me he vuelto
amargo.

(a Felipe)

1 comentario:

Tres palabras dijo...

Maravillosa entrada, sin duda dos grandes cosas y poco valoradas, la poesía de las cosas, de los silencios, de los gestos, de los movimientos, de todo lo estatico, lo efímero y lo pertinazmente eterno. Y yo que soy dulce, tengo miedo de volverme amargo, pero solo un poquito.