5 de enero de 2012

Segundo abbandono

Segundo Abbandono.
Empezaron a cerrarse las puertas justo antes del abrazo. Y me quedaba fuera, aunque estaba dentro. Reservado el derecho de admisión, la oscuridad se multiplicó por el silencio.