21 de noviembre de 2011

Desvestido

¿La intimidad es una cárcel? ¿Protegerla, una condena? ¿Se puede escapar de ella en libertad condicional? ¿Los fines de semana? ¿Los domingos?

¿En qué momento se autoinmoló la libertad? ¿Es el secreto una pena de muerte consentida?


La vitrina (autorretrato).


Quizás el mejor lugar para esconderse, para defenderse, para estar seguro, sea una vitrina de cristal donde nadie pueda alcanzarte, inventarte, mutilarte... 

- ¿Cuando consiga acabar con los sigilos, seré libre? ¿Cuando no haya argumentos para sancionarme?
- Cuando el chantaje mezquino sea inviable.

No se puede desvestir a quien está desnudo.

2 comentarios:

Tres palabras dijo...

Nunca somos libres, nuestra mente nos retiene siempre, solo cerrando los ojos podemos volar y hacer realidad otros sueños. Hay otras formas de desnudar, no solo desvistiendose se desnuda a alguien. Preciosa foto, te miras a ti mismo, pero no te ves, como en los espejos ¿quién es ese que me mira?

fritzio dijo...

pero estar desnudos es un riesgo y una provocación, aunque sea al gozo o a la contemplación

implicando al otro, siempre

un abrazo