27 de agosto de 2011

DOMINION

Joan Morey. Dominion, Círculo de la Moda, 2005.

"La primera performance se realizó en el complejo industrial AEG, actualmente en desuso, el día 17 de Junio (ciudad de Terrassa). Como preámbulo Ejercicio de subordinación Nº1, posteriormente la acción tomó el formato desfile de moda bajo una banda sonora diseñada por Spastor y un tratamiento atmosférico del espacio. Fueron presentados una série de 29 outfits conceptualizados bajo la noción AMO/ESCLAVO y las relaciones de dependencia, sometimiento, humillación y vejación que ésta denota. La nave industrial se convirtió por unas horas en el emplazamiento adecuado para este evento que, desde un juego perverso bajo diversas espectacularizaciones en la presentación de un producto artístico, consiguió confundir al espectador ofreciéndole un simulacro perfecto del mundo de la moda."



Joan Morey. Dominion, Círculo del Mercado, 2005.

"La segunda performance se llevó a cabo en la sede del edificio CECOT (Confederación Empresarial Comarcal de Terrassa) el día 1 de Julio. Como preámbulo Ejercicio de Subordinación Nº2, posteriormente la acción se realizó mediante una coreografía en silencio con actores y modelos. La pieza se estructuró a partir de una serie de composiciones estáticas numeradas bajo un tratamiento coreográfico. Cada posición estaba marcada por una acción o situación de sometimiento y subordinación aparecida en el film Salò. El Hall y un gran salón del edificio CECOT funcionaron como emplazamiento conceptual y receptáculo para dicho evento. Diversas coacciones, subordinaciones y subyugaciones de unos actores con otros crearon una situación límite en la relación entre el espacio actoral y el público, confundiendo los mecanismos de construcción de una obra (o proyecto) destinada al mercado del Arte."



Joan Morey. Dominion, Círculo del Arte, 2005.

"La tercera y última parte del proyecto DOMINION tuvo lugar en la Casa/Museo Alegre de Sagrera de Terrassa el día 11 de Julio. Como preámbulo Ejercicio de Subordinación Nº3, posteriormente la acción se desarrolló desde un medio de expresión pseudoteatral. Mediante la recreación de diversas escenografias y/o situaciones de representación (a partir de secuencias cinematográficos y lecturas dramatizadas de fragmentos del guión de la película Salò y que se solapaban entre sí) se creó un nuevo lugar experiencial donde la interferencia de los procesos de producción era una más de las partes constructoras de la obra. Artista, actores y espectador situados a un mismo nivel fue uno de los engranajes de esta pieza que, desde un elaborado sentido metafórico, recondujo el hecho creativo hacia un espacio hipertextual de corte político."