30 de septiembre de 2009

Los Escenarios de Jesús Micó en Sevilla

Esta vez no puedo culpar a mi memoria porque no es algo que se me haya olvidado, ha estado muy presente en estos días ya que, al final, me quedé con las ganas de asistir a la inauguración.



Lo que no ha hecho esta vez mi cabecita loca sólo pensando en jugar con dudosa compañía líbreme el cielo de todo mal es reaccionar a tiempo. Así que, con algo de retraso, os dejo aquí esta invitación para que -aún queda tiempo, afortunadamente- el que pueda pasarse a verla y a disfrutarla que lo haga porque seguro que merece la pena. Yo iré la semana que viene sin falta.

besinos a Jesús

______________

Para leer los datos y, por supuesto, ver ampliada la fotografía, podéis agrandar la imagen pulsando sobre ella.

La expo es en FULL art, calle Madrid nº4 bajo 6, Sevilla, y hasta el 9 de noviembre-09.

Ofelia se levanta

No todos los narcisos que han querido besarme en el sofá acaban en la bañera. No todas las ofelias, que en el agua dudan si me quieren tocar, se ponen en pie para acabar sumando fluidos en otra habitación.

Ofelia se levanta

La mayoría de las veces, no sabemos adónde vamos. Adónde iremos a parar. Sin embargo, lo que sí sabemos siempre es de dónde venimos. Todos los narcisos, todas las ofelias, hemos salido también de un mundo plano: la pantalla del ordenador.

En este trabajo, lo que quiero contar es la deriva de esos encuentros que vienen del chat, de una página de contactos, de un ofrecimiento por correo electrónico... En fin, lo que muchos de vosotros conocéis o habréis practicado alguna vez. Otro día me extiendo más.

De momento, me gusta ir dejando por aquí algunas de esas huellas, algunos de esos recorridos, para que miréis a escondidas, tras la puerta, mientras una ofelia se levanta del agua y me pide una toalla para secarse, cuando quizás ya sabe que va a querer volverse a mojar.

28 de septiembre de 2009

Jason Nocito

Otro asunto pendiente -y reparable, claro-, que ya no quería dejar por mucho tiempo, es esta entrada de una selección, inevitablemente mancillada por mis intereses y gustos, de imágenes de Jason Nocito, otro de los artistas que he descubierto a raíz de esta aventura del blog.































Y como no estoy muy tecleador hoy, a quien le interese abundar más en su trabajo, su web es todo un baúl de momentos, donde disfrutaréis también de los montajes que hace el artista con sus dípticos y polípticos, de los que aquí no he dado demasiada cuenta, pero que proponen unas sorprendentes y atractivas asociaciones de imágenes que no os dejarán indiferente.

22 de septiembre de 2009

La memoria afectiva

Mi memoria sexual está a la altura de mi memoria general, es decir, es pésima.

No sé si fue antes o después

Pero, a veces, con la sexual se conjuga la memoria afectiva y entonces algo de esos momentos me atrapa con firmeza, echa garras y, como en una metástasis que concierne a todos mis sentidos, me quedo, de algún modo, damnificado para siempre, con mayor o menor trascendencia, con descomunal o mínima melancolía, con extraordinaria o acostumbrada dulzura. Un abanico de síntomas y consecuencias tan atractivo como preocupante, pero contra el que nunca desearé estar inmunizado*.

___________________________________

*Quizás, eso sí, como ahora, alguna vez rogaré por la tranquilidad y el descanso que da la cuarentena, para reponer líquidos y fuerzas y, sobre todas las cosas, para estar preparado ante todos los imprevistos afectivosexuales que mi pésima memoria precise soportar.

19 de septiembre de 2009

Algunas hojas arrancadas de mi cuaderno


Tachado

Camino del mar.

Desde el coche aquel de 2006...

Cuando me llevan...


En concepto de alquiler

La ducha de Rafa

La herida que tan bien me supieron curar


Pasos nocturnos de ballet

La única foto del Orgullo



Y no sé si es que no tengo nada que añadir o es que la tinta de la pereza que nunca cuentas mi alegría me tiene contento y sin ganas de ponerme a teclear. De todos modos, tan sólo es una muestra de algunos de los instantes que por delante de mí, en estos años, se han cruzado.

17 de septiembre de 2009

La tierra desterrada

La tierra y el asfalto separados por una barrera artificial de piedra cortada por el hombre.


Bandera. Cáceres, 2006.

La naturaleza acotada por el artificio.

El animal humano.

15 de septiembre de 2009

Will McBride

Pocas palabras. Es la parquedad que me han dejado los exámenes que hoy he terminado. Sólo algunas imágenes para dejar constancia de parte del recorrido que Will McBride ha realizado por los distintos medios y técnicas. Por supuesto -se me ve el plumero-, me quedo con la fotografía. Y con la cama, que me está llamando como las sirenas llamaban a Ulises.



Will McBride. Young man touching. Florence, Italy, 1957.

Will McBride. Boy with dog. Florence, Italy, 1957.

Will McBride. Boaring the boat. Gulf of Naples, 1968.

Will McBride. On the road. Munich, 1969.

Will McBride. Jack Crowley with dove. Munich, 1969.

Will McBride. Man carries baby. Munich, 1969.

Will McBride. Siddartha and Govinda. Sarnatu, India 1969.

Will McBride. The end of the world. 1970.

Will McBride. Roland, torso. Casoli, Italy, 1975.

Will McBride. Life casting of young man. Casoli, Italy, 1975.

Will McBride. Boys in lockerroom. Munich, 1978.

Will McBride. Ralph tucking in his shirt. Arles, 1978.

Will McBride. Markus in a rock-bed. Casoli, Italy, 1979.

Will McBride. Andreas in the comune kitchen, Oberpfaffenhofen, 1979.

Will McBride. Markus resting. Casoli, Italy, 1980.

Will McBride. Uli. Casoli, Italy, 1980.

Will McBride. Sunrise, Uli Hager posing. Casoli, Italy, 1980.

Will McBride. Falling Boy. Casoli, Italy, 1983.

Will McBride. Ricky smoking in bed. Frankfurt, 1985.

Will McBride. Ricky holding himself. Frankfurt, 1985.

Will McBride. Ricky with Makeup. Frankfurt, 1985.

Will McBride. Reinhard (sculture work photo). Casoli, Italy, 1987.

Will McBride. Paris commune varriation. Frankfurt, 1983-1998.

Will McBride. Peace side of Anti War Installation. Frankfurt, 1998.

Will McBride. Rape. Casoli, Italy, 2003.