29 de junio de 2009

Los novios efímeros

Volviendo a la escalera... ¿Cuántos peldaños hay que subir -¿de qué manera?- para sentir amor, esa pizca de amor?

Quizás en el primer peldaño, y sin pretensión de habitar rellano alguno, ya sea posible la existencia de un amor microscópico, efímero, frágil, pero con la suficiente entidad como para establecerse -y trascender- en uno para siempre. Quizás con un efecto insignificante, comparado con el de otros amores. Pero seguramente, con un efecto únicamente positivo, reparador -que ya es un logro mayor-. Y aunque en el tiempo lo llegáramos a olvidar (las fotos nunca cuentan la realidad), ahí permanecerá siempre -aunque no lo sepamos, ni nos demos cuenta- en lo que nos construye. En lo aprendido.

Y esa es la cuestión.


Amanecer acompañado


O esa vuelve a ser de nuevo mi cuestión, desde hace un tiempo.

El caso es que no es lo habitual, no es lo cotidiano, no es lo continuo... Es más bien la sorpresa. Lo extraño. Es lo inesperado. Un cuerpo que, un día o una noche o en tu cama o entre matorrales furtivos, aparece acompañado de algo inmaterial. Algo que verifica que esa energía afectiva y sexual irrumpe y sana para -sin ensuciar nada que no sea la superficie lavable de nuestro cuerpo- marcharse así de fácilmente.

Bienvenidos seáis los novios efímeros...

____________________

Dedicado también a ti, mi querido Javier.


28 de junio de 2009

Las estadísticas


Scott Hug. How much do you personally worry about extinction of plant and animal species?: Great deal 37%, Fair amount 28%, Only a little/Not at all 34% (Gallup.com March 5-8, 2009) Forest Fire. 2009.

22 de junio de 2009

El misterio del olvido


Incógnita (...por despejar)

¿Por qué le hice una foto a estos números? ¿Qué son? Seguramente si estas preguntas tuvieran respuesta, ésta fotografía no estaría aquí.

16 de junio de 2009

El final oficial

Subir. Disolver. Causar baja. Bajar...

Solía comparar aquello del amor con una escalera. Pero siempre pensaba en el sentido de la subida. Bajar es otra cosa. Bajar es demoledor. Sobre todo cuando bajas de nuevo, es decir, cuando "rebajas" el momento mejor.


Rebajando las escaleras oficiales del amor

Y así, con final administrativo, intento poner fin y quemar las 60 preguntas (las respuestas erróneas se podrán valorar negativamente, restando, en tal caso, una respuesta correcta por cada cuatro de aquéllas) que nadie va a contestar.

Siempre quise saber dibujar


Carl James Ferrero. Thought, 2008.

15 de junio de 2009

Lo sentido, Lo mirado




Al final, siempre miro más y más profundamente lo que he mirado, cuando el tiempo ha dejado ya lejos el momento y colocado cerca la imagen. Del momento sólo queda así una impresión congelada que regurgita las emociones de aquel día.

10 de junio de 2009

Enlace

Otra noche perra en mi cama malagueña.

Se enlaza tan bien esta foto con aquélla otra que parece que el tiempo no ha pasado con todo lo que ha pasado...

8 de junio de 2009

Un año en su tripa

Este fin de semana tenía en su tripa unas pequeñas vacaciones. Realmente el tiempo es relativo. A veces se estira y se regala y, olvidando su tiranía, te deja centenares de instantes en cada respiro.

Entre otras, este fin de semana he revisado las carpetas de fotos de 2008. Un año que, de no ser por las fotos, preferiría que fuera un año para dejar escapar en el olvido.

Sin más dilación, aquí dejo una pequeña y, como siempre, adulterada muestra de imágenes que lo resumen.


Almohada.

La visita.


La luna en el cristal.

Pétalos llorados en el suelo de La Alhambra.

Con la marea baja, las rocas enseñan sus vestidos.

Romántico movido.

Los desvíos provisionales son sólo eso, desvios provisionales.

El regreso.


6 de junio de 2009

Otro repaso a los "Narcisos y ofelias"

Como yo hoy, hoy ellos no tienen ganas de hablar. Sólo sugerir que imagines momentos como los que seguramente hayas vivido...


Humo

Rubén, tras el cristal

El espejo de un culo

Atrapados ya

Invitación

Uno y dos


¿O no?