23 de marzo de 2009

Algunos narcisos, algunas ofelias más


El ataque (¡cómo no iba a salir movida!)

Eso es que te gusto

Lento

El escondite

No tengas prisas

Para esto sirven los disparadores de cable


La última, antes de irte


Éstas son algunas de las pieles que últimamente han marcado mi piel. Costó recuperar las rutinas del sexo y del pequeño amor. Ese amor ligero y efímero que dura el tiempo que dura un encuentro, de mayor o menor éxito, pero que siempre marcará tu piel, por tenue que sea su huella.

19 de marzo de 2009

La mirada del miedo

Esta debe de ser mi mirada del miedo. ¿De mi miedo? ¿Del reflejo de otros miedos? ¿Es una mirada espejo?

El pasado

Sólo recuerdo que fue una mirada nocturna del final de un verano que descendió hasta septiembre cuesta abajo, como un ángel caído. Un verano casi olvidado si no fuera por las fotos, y por los amigos. Las fotos donde yo veo fuerza a otros pueden provocarles miedo.

18 de marzo de 2009

Altas conexiones

Hay quienes conectan bien. Hay quienes conectan mal. Hay quienes no conectan...


Vivien Ayroles y Stefano Marchionini. Del proyecto "Entr'ouvert".


Y hay quienes, como Vivien y Stefano, han conectado para construir imágenes para que tú las conectes...

17 de marzo de 2009

Furtivo y reincidente

Hay sucesos, más o menos humanos, que ocurren donde menos te lo esperas. Otras veces, donde esperas que ocurra algo, nada sucede.

El vigía

Sin embargo -nada es absoluto cuando media el azar-, hubo un día en que ocurrió lo que tenía que ocurrir, aunque sólo fue por pura reincidencia.

16 de marzo de 2009

12 de marzo de 2009

Era blanco, no?

Esta aventura de la imagen siempre te deja preguntas del tipo la gallina y el huevo, cuando no -y esto es aún peor- como la del caballo blanco de Santiago.

Muchas veces me pregunto qué sería, sin la fotografía, de esos momentos que, después de penetrar al objetivo, fueron captados por el sensor de mi cámara y solidificados así para siempre en mi memoria. ¿Serían o no serían momentos recordables? ¿Y trascendentes? En este punto, siempre recuerdo a Gil de Biedma y sus preguntas.


Cuatro minutos antes de soltar la cámara

De todos modos, creo que nunca me habría olvidado del culo de Sergi.

Une photó donnée

Crackerfarm. Untitled, 2007.


Tiene un noséqué de "Étant donnés"...


11 de marzo de 2009

Ellen Carey

Cuando la fotografía es claramente luz...



Ellen Carey. Untitled (010), Shadows & Pulls, 2007.

Ellen Carey fabrica sus abstracciones con una cámara polaroid de gran formato de la que sólo existen cinco unidades en el mundo. La concepción técnica, a estas alturas podríamos decir que casi artesana de estas fotografías, constituye el pilar en que se asientan, tanto estética como conceptualmente. Es una relación similar a la existente en otras imágenes que todos tenemos en la memoria, tales como las traidas del universo (galaxias, nebulosas...) a través del telescopio, o como las que atrapa un microscopio de entre los tejidos, las células, los órganos, los fluidos... y que, de ningún modo, pueden eludir su génesis tecnológica.


Ellen Carey. Pull and Rollback nº 78/79/80, (Birthday portrait), 1997.

En algún punto medio de esos dos modelos de imágenes (telescópicas-microscópicas), nos situa Carey al contemplar sus instalaciones, permitiendo que nos sumerjamos en un mundo de luz que parpadea ante nuestros ojos y hace oscilar el foco de nuestra mirada entre lo macro y lo micro.



Ellen Carey. Untitled (087), Shadows & Pulls, 2007.

Y de la fuerza integral que encierran sus composiciones surge una interesante dualidad: por un lado, tenemos la aleatoriedad, lo accidental, o incluso el carácter lúdico del que nace cada fotografía, y por otro, el orden, la serialidad y la puesta en escena minimalista, que anula por completo, cualquier corazonada de estar ante algo fortuito fruto del azar.


Ellen Carey. Untitled (101), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (072), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (111), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (059), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (054), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (053), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (034), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (028), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (018), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (016), Shadows & Pulls, 2007.

Ellen Carey. Untitled (015), Shadows & Pulls, 2007.

Ellen Carey. Untitled (045), Shadows & Pulls, 2007.

Ellen Carey. Untitled (031), Shadows & Pulls, 2007.

Ellen Carey. Untitled (049), Shadows & Pulls, 2007.


Ellen Carey. Untitled (023), Shadows & Pulls, 2007.

Ellen Carey. Untitled (019), Shadows & Pulls, 2007.


10 de marzo de 2009

Los náufragos

Aquellos veranos de mi adolescencia los pasé leyendo Robinson Crusoe de Daniel Defoe. Siempre me ha atraído enormemente el tema del náufrago, no sé si por esos deseos de soledad que a veces me asaltaban -y me asaltan hoy-, o por la empatía que me nace ante esos desamparados.


El esqueleto de un náufrago. Málaga, 2005.

Todo fue a más cuando, ya en mi etapa universitaria, allá por 1985, Elisa Luengo, una de las mejores profes que he tenido (después de lo vivido con la "Desmotivación Audiovisual", ahora ya me parece extraordinaria), trajo a mi biblioteca Viernes, o los limbos del Pacífico de Michel Tournier -lectura que a todos recomiendo y que compartí tan estrechamente con mi queridísima, y nunca olvidada, amiga Dolores-.

Entrañable fue la visión en casa de mis padres de la película Náufrago junto a mi, aún entonces pequeña sobrina Paloma, a la que, para mi sorpresa, con sus no más de cinco años, le encantó la película.

Ahora quizás aún sigo siendo un náufrago esperando a su Viernes, oteando ya el horizonte tan sólo los martes, o los miércoles, porque está tardando en llegar este caracol, en su balsa, desde su isla, para quedarse conmigo a nadar desnudos por la noche en las cataratas, mientras beben y beben los búhos...

Entretanto, yo continúo perdiéndome en las junglas, a veces en sus ciénagas, construyendo canoas, que nunca flotan... para no volver, porque esa impresión adolescente de que la soledad no es mala, aún permanece conmigo, y es mi libertad, mi riqueza, mi meta el saberla llenar los lunes, los martes, los miércoles... todos los días.

¿Y si llegara Viernes? Pues follar, antes, y después de nadar por la noche en las cataratas mientras beben y beben los búhos... y ser el arcoiris de tu risa, y sembrar contigo trigo.

__________________________

(Extractos en cursiva de las canciones Manuel y las junglas de África y Quiero ser tu Viernes, que hice hace ya tanto... tanto tiempo)

3 de marzo de 2009

tinker street

Ayer, la suerte me llevó a un pequeño racimo de artistas en la web tinker street, que degusté con satisfacción, dejándome un buen sabor de boca. Como prueba de ello, estos ejemplos.




Evidentemente, me quedo con los chicos... Esa desidia. Esa calma. Ese ligero erotismo. Ese profundo y fácil roce con la naturaleza que parece mantener su eco incluso en interiores.





















Ye Rin Mok

No puedo excluir estos retratos casi anónimos de gente que está pero que no se deja ver... o quizás sí? Despersonalizados y familiares en igual proporción.











Thobias Fäldt

Lo oscuro que puede ser lo claro. Lo claro que puede parecer lo oscuro. Lo misterioso que resulta lo que se nos enseña. Lo grotesco de lo enignático. Los "fuera de lugar". Los "porque sí!". El fuera de campo. El antes y el después...























Y la natural convivencia que surge en esa zona fronteriza entre la extrañeza de lo cotidiano y lo asequible de lo inusual.