20 de junio de 2008

Suzanne Opton

Un regalo de cumpleaños puede tener retraso, pero lo que nunca puede ni debe es decepcionar. Yo para eso de los regalos soy un negado, pero Juan y Luis me regalaron un libro maravilloso, y en este libro, El rostro humano de William A. Ewing, he descubierto algunos fotógrafos que me han parecido muy buenos y que no conocía.



Suzanne Opton. Soldado: Claxton.


Es el caso de Suzanne Opton, y su trabajo sobre soldados estadounidenses enviados a Irak o a Afganistán, que posaron para ella entre 2004 y 2005 de un modo inusual, humanizándolos con la ausencia de uniforme o armas, y colocándolos en una posición que lejos de enaltecerlos como seres conscientes de su poder, los presenta con toda su fragilidad humana. Para Ewing "estos hombres jóvenes entrenados para matar parecen desgarradoramente vulnerables e indefensos... auténticos corderos de sacrificio".


Suzanne Opton. Soldado: Conklin.


Suzanne Opton. Soldado: Pry.



Suzanne Opton. Soldado: White.



Suzanne Opton. Soldado: Williams.



Suzanne Opton. Soldado: Dougherty.



Suzanne Opton. Soldado: Mickelson.



Suzanne Opton. Soldado: Morris.



Suzanne Opton. Soldado: Birkholz.



Suzanne Opton. Soldado: Bruno.


Suzanne Opton. Soldado: Jefferson.


Suzanne Opton. Soldado: Kimball.



6 de junio de 2008

El silencio es descanso


Una bandera retroactiva...


Bandera. Córdoba, 2008.


Sé que estoy callado. Sé que estoy escondido. Sé que estoy antipático. Fugitivo. Sé que hace un par de semanas que debería haber colgado esta bandera. Pero hasta para eso estaba lejos. Sin haberme ido.

Esta es la bandera del silencio. Pero sobre todo es la bandera del descanso. Un descanso íntimo. Un descanso social. Un descanso que quizás sólo yo comprendo.

Pero el silencio parece empezar a demandar ruido. Levemente. De puntillas...